Inicio   Esto puede interesar a   Los de secundaria   Altamira, Valor Universal Excepcional

Altamira, Valor Universal Excepcional

UNESCO inscribió la cueva de Altamira en 1985 en la Lista de Patrimonio Mundial, distinguiéndolo así como uno de esos lugares con valor universal excepcional que conservar, como testimonio de nuestra forma de ser y estar en el mundo al inicio de nuestra Historia.

MdA_Altamira_Patrimonio_Mundial

El arte de las cavernas es una expresión humana universal. Hace unos 40 000 años las personas comenzamos a expresarnos mediante dibujos y pinturas, casi al mismo tiempo en Europa, en Australia, en Asia. Hasta entonces habíamos vivido en un mundo sin imágenes, aunque no sin creatividad. En el inicio de nuestra Historia, las personas elegimos las paredes y techos de algunas cuevas para singularizarlos con un repertorio breve de símbolos y signos que se repiten a lo largo de más de 20 000 años. Y es que los ciervos, los caballos, los bisontes, las cabras, las manos y los signos expresan una forma de entender el mundo que hemos olvidado.

La cueva de Altamira es uno de esos, ahora frágiles, lugares del Paleolítico, que representan nuestra primera forma de vida, cuando fuimos cazadores recolectores. Entre los aproximadamente trescientos lugares del Paleolítico ahora conocidos y conservados, Altamira conserva la expresión más espectacular del primer arte de la Humanidad. A lo largo de 20 000 años algunas personas especiales de los grupos que pasaron largas temporadas en Altamira dibujaron y grabaron figuras  y signos con muy diversas técnicas artísticas. Entre todas destacan los famosos bisontes rojos, que hacen de esta cueva un testimonio excepcional de la creatividad humana por su calidad y sus cualidades plásticas. Sin duda, la personas o personas que pintaron estos bisontes hace unos 14500 años fueron un Picasso o un Velázquez de su tiempo.

Por todas estas razones, la cueva de Altamira es Patrimonio Mundial, Valor Universal Excepcional, es un lugar único, irremplazable y auténtico. Su conservación es responsabilidad de la sociedad, y especialmente del Museo de Altamira. Para compartir este lugar de memoria el museo trabaja para ser un espacio de acción, dedicado al conocimiento de este patrimonio común.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Imagen CAPTCHA

*