Inicio   Esto puede interesar a   A todos   Inspirados en Altamira

Inspirados en Altamira

Los museos han sido siempre un lugar estimulante para los artistas; la propia palabra “museo” rememora el nombre que en la Antigüedad recibía la casa de las musas, quienes tenían el don de conceder la inspiración. Para los que no somos artistas, en este mundo cambiante en el que vivimos, los museos son espacios que conservan testimonios diversos de lo que fuimos, y nos permiten imaginar futuros posibles. Para aprender, para reflexionar, para sorprender o para inspirarnos, los museos ofrecen miradas diversas sobre nuestro patrimonio cultural.

MdA Inspirados en Altamira MNCIA

La cueva de Altamira ha sido y es un lugar especial para los creadores plásticos. Desde su descubrimiento a finales del siglo XIX y a lo largo del siglo XX, los artistas han reconocido en sus pinturas una fuente de inspiración y renovación del arte. Joan Miró afirmó que sus maestros fueron “ante todo, los pintores de las cavernas”. Los colores del primer arte, rojo y negro, han sido empleados por artistas y movimientos que reivindicaban la vuelta a los orígenes.

 El viernes 18 de mayo pasado los visitantes del Museo de Altamira, además de reencontrarse con los cazadores-recolectores de la Prehistoria, se encontraron también con un grupo de estudiantes de la Escuela de Arte nº1 de Cantabria (Reocín) trabajando a lo largo de la exposición. Jóvenes artistas que trasladaron sus talleres en el Día Internacional de los Museos para inspirarse en Altamira, el arte rupestre y la cultura paleolítica.

MdA Inspirados en Altamira MNCIA

En sus creaciones los ilustradores y joyeros artísticos de la Escuela de Cantabria han experimentado con los diversos materiales que emplearon las personas que habitaron la cueva de Altamira en su cotidianeidad, como el barro, la madera, el hueso o asta de ciervo. Se han inspirado en los signos del arte de las cavernas o en las figuras grabadas en los objetos paleolíticos decorados para ingeniosamente dar forma a sus collares. Han aprendido de la sabiduría de los primeros artistas a seleccionar los materiales más adecuados para cada trabajo, y que no por casualidad para las esculturas o colgantes más delicados los paleolíticos eligieron el hueso hioides de caballo y no las extremidades de uro, por ejemplo.

Crear e inspirarse, no imitar. Estos artistas han trabajado con las posibilidades expresivas de los diferentes materiales, las formas y los colores interpretándolos para crear objetos y composiciones contemporáneos. Pronto veremos sus creaciones en una pequeña exposición en el Museo de Altamira.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Imagen CAPTCHA

*